El peor enemigo de Eduardo Ramírez es su propio partido

Evidentemente podría ser tema de discusión el que, si el diputado Eduardo Ramírez Aguilar proviene o no de la cultura del esfuerzo.
Nos queda claro que el legislador no nació en cuna de oro, ni tampoco tiene un apellido de abolengo que le permita aspirar por default a la gubernatura de Chiapas, por el contrario sus raíces son como las de cientos de chiapanecos, de familia humilde, trabajadora que se gana el pan con el sudor de la frente y a veces no alcanza.
Pero también es cierto que al provenir de un partido caciquil, todo se le ha facilitado, todo se le ha dado.
Una característica singular del legislador verdeecologista es que es un tipo amable y atento con los demás, comprometido con su responsabilidad, sin embargo su origen político es quizás, talvez su peor enemigo.
Estamos convencidos que el PVEM al igual que muchos partidos satélites (que han nacido al amparo del presupuesto que les da el INE e IEPC) en las próximas elecciones llegará a su fin. Su veloz crecimiento en el sexenio pasado y en este, será igual de rápido como su declive.
Quizás por ello el nombre de ERA se ha mencionado en diferentes coliseos políticos, pero hasta el momento no ha cuajado debido a que la estrategia oficial que lo respalda y que le cuida las espaldas están inútil, estéril y sin resultados como la que se diseña a favor del que manda en Chiapas.
Creemos que Ramírez Aguilar podría tener un interesante capital político si explotara más su origen humilde a la par de independizarse a través de sus ideas y discurso del partido que lo vio nacer.
Está visto y comprobado que Manuel Velasco y su partido no dieron el ancho, fue un fracaso.
Velasco a su corta edad, en el próximo sexenio será cadáver político, valdría la pena saber si Ramírez Aguilar se dejará arrastrar por esa inercia o como chiapaneco bien nacido y conocedor, por vivencia propia de la miseria, le dará a su futuro político un buen golpe de timón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *