En Contrastes

Gerardo Herrera/Trascender Online Opinión

* Se cocina un nuevo golpe a la burocracia del gobierno del estado.

A través de mensajes de whatsapp, facebook y twitter se ha dado a conocer las negras intensiones de la Secretaría de Hacienda del Estado en reducir el aguinaldo de 60 a 30 días, según para reducir los gastos operativos del gobierno del estado.
Ante la falta de un Sindicato de Burócratas, que se encuentra en un pleito legal, teniendo hasta dos representantes y ninguno se ha pronunciado al respecto, la clase trabajadora se encuentra en total estado de indefensión y opta por utilizar las redes sociales para defenderse de un nuevo abuso laboral.
“El aguinaldo es una prestación laboral y un derecho irrenunciable de los trabajadores que está establecido en el artículo 39 de la Ley del Servicio Civil para el Estado y los Municipios de Chiapas, dispone que “…los trabajadores tendrán derecho a un aguinaldo anual que estará comprendido en el presupuesto correspondiente a la unidad burocrática de su adscripción, el cual no podrá ser menor de cuarenta y cinco días de salario y se cubrirá sin deducción alguna…”, pero la Tesis: 2a./J. 33/2002 de la Segunda Sala Suprema Corte de Justicia de la Nación publicada en el Semanario Judicial de la Federación y su gaceta en mayo de 2002, establece que si se pacta una cantidad mayor entre las partes esa debe prevalecer, como es en este caso 60%, asimismo, por ningún motivo, puede argumentarse dificultades económicas o falta de utilidades como justificación para omitir el pago o reducir su importe”, cita el mensaje.
Burócratas del gobierno del estado señalan la administración de Manuel Velasco como la más nefasta de todas, porque es en este periodo donde se ha perjudicado a los empleados en mayor medida, se han dado despidos injustificados y arbitrarios, bajo amenazas, se ha quitado el beneficio del bono de útiles escolares, se quiere eliminar el bono correspondiente al día del burócrata, y el pago retroactivo por cuestión del aumento salarial que cada año se da va por el mismo camino, además de otra prestaciones.
No basto el despido de miles de empleados en los meses de enero y agosto, para “ahorrar” presupuesto por lo que ahora quieren afectar de esta manera.
Si de ahorrar se trata, se debería eliminar la gran cantidad de “asesores” que se tienen, además de los gastos superfluos, como compra de vehículos de lujo y de mobiliario, gastos celulares, gasolina y viáticos en “giras de trabajo”, cuando es de todos conocidos que es para cuestiones personales que los titulares lo utilizan, y los sueldos estratosféricos que gozan, montos con mas cien mil pesos o más, comparado con los 5 a 8 mil pesos que gana el empleado que saca todo el trabajo.
Posterior al movimiento que están orquestando los burócratas, se da a conocer un supuesto desmentido de gobierno de estado, donde se señala que “La Secretaría de Hacienda del Gobierno del Estado informa: A los trabajadores de base y confianza de la administración pública estatal, por este medio se reitera que, tal y como ha sucedido en el presente sexenio, el aguinaldo 2017 está previsto presupuestalmente como indica el Art. 39 de la Ley del Servicio Civil, mismo que será calculado y emitido a razón de 60 días durante el mes de diciembre del año en curso”.
Como dice el refrán popular, “cuando el rio suena es porque agua trae”, y en este caso algo debe estarse cocinando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *